Videojuegos (8 a 11 años)

Intensivo de verano: 17 de enero al 25 de febrero. Lunes y miércoles 17hs

Desde la programación por bloques, transitando un proceso de aprendizaje de los fundamentos: identificación y resolución de problemas, algoritmos, variables, secuencias, condicionales, iteraciones. Aprendiendo a crear personajes, objetos y su interacción, escenarios, y todo lo necesario para lograr un juego funcional.

Creando nuestros propios juegos desarrollamos la creatividad, el razonamiento lógico, aprendemos conceptos y habilidades técnicas que nos preparan para profundizar en la programación: el lenguaje universal del futuro.

¡Mucho mejor que jugar en una consola!

Contenido del curso:

Fundamentos de la programación de videojuegos mediante bloques: mediante una interfaz muy intuitiva se trabaja mediante la unión de bloques para comprender el funcionamiento de variables, condicionales, y otros conceptos básicos y transversales a cualquier lenguaje.

Programación de objetos, personajes y la interacción entre ellos y con el entorno.

Programación de sonidos y otras funcionalidades.

Modalidad:

Virtual con clases con docente, prácticas y desafíos para realizar entre cada clase con material de apoyo en nuestra plataforma.


PROMO NOVIEMBRE: Las inscripciones hasta el 30/11 para todos nuestros programas de verano, tienen un 20% de descuento!

Agregando el cupón NOVIEMBRE al realizar la inscripción, se realiza el descuento automáticamente.

Formas de pago: En cuotas con tarjetas de crédito por Mercadopago y Paypal, contado por transferencia bancaria.


 

SKU: vj8 Categoría: Etiqueta:

USD 159

Programar permite ejercitar otras capacidades que sirven para todos los ámbitos de la vida, como mejorar el razonamiento lógico y potenciar la habilidad para la resolución de problemas.

Desde el videojuego como motivador, se comprenden los conceptos fundamentales de la programación transversales a cualquier lenguaje. Trabajando en un proyecto y aplicando los conocimientos adquiridos, vamos logrando la resolución de problemas simples hasta llegar al producto o solución global.

Pasando de ser consumidores de juegos, a creadores. Fortaleciendo la capacidad y el sentir de que podemos crear algo propio, desarrollando la creatividad, manejando la frustración y comprendiendo la complejidad de resolver problemas.